Renunció en Haití un alto funcionario con acusaciones al primer ministro

Ariel Henry fue acusado por el ministro saliente de haber participado en el magnicidio de Moise

Ariel Henry fue acusado por el ministro saliente de haber participado en el magnicidio de Moise

El secretario general del Consejo de Ministros de Haití, Renald Lubérice, renunció este miércoles a su cargo con una grave acusación contra el primer ministro, Ariel Henry, a quien denunció por no querer ayudar a la Justicia en su investigación para esclarecer el asesinato del expresidente Jovenal Moise.

“No puedo permanecer en la Secretaría General del Consejo de Ministros bajo la dirección de una persona nombrada por Moise, que ha sido acusada de su asesinato, y que no tiene intención de cooperar con la justicia”

Renald Lubérice

Los conceptos están contenidos en una carta que el ahora exfuncionario envió a los demás ministros para explicar su salida, tras una gestión de enfrentamiento permanente con Henry.

Según Lubérice, existen indicios de que el primer ministro participó activamente en el “atroz asesinato del Presidente de la República en su residencia privada”.

Defendió por eso al excomisionado de Gobierno, Bed-Ford Claude, quien invitó a Henry a comparecer ante la Fiscalía.

“Bed-Ford Calude pidió el 14 de septiembre al juez de instrucción, Garry Orélien, que investigara las informaciones que confirman las llamadas telefónicas entre Ariel Henry y el prófugo Joseph Felix Badio tras el sórdido magnicidio”, repasó Lubérice en su carta de renuncia, según la agencia de noticias Sputnik.

En su pedido, el fiscal de Puerto Príncipe había pedido también se prohibiera la salida del país a Henry y se lo investigara como imputado.

Al comienzo de esta semana, los medios aseguraron que Henry había echado Lubérice, junto al ministro de Justicia, Rockefeller Vincent, y el exfiscal Bed-Ford, aunque hasta el momento el Gobierno solo confirmó la salida de este último.

El martes último, el ministro del Interior, Liszt Quitel, puso en funciones al nuevo fiscal, Frantz Louis Juste.

La causa por el crimen de Moise está a cargo del juez Orélien, la única autoridad competente para llamar a declarar a testigos o imputados o para decidir quién es sospechoso por el asesinato.

Hay 44 detenidos por el asesinato del 7 de julio, entre ellas 18 colombianos acusados de formar parte del comando que asesinó a Moise en su residencia y 12 policías que integraban el cuerpo de seguridad del mandatario.

Este miércoles, los acusados colombianos enviaron una carta supuestamente dirigida al jefe de Estado de Colombia, Iván Duque, en la que afirman haber sido torturados por las autoridades haitianas.

“Se dirigen a ustedes los 18 colombianos detenidos en Haití para denunciar las gravísimas violaciones sistemáticas de nuestros derechos humanos por parte del Estado Haitiano, específicamente por miembros de la policía nacional y la policía judicial”, reza la carta, publicada por la emisora local La FM y replicada por la agencia de noticias Sputnik.

De acuerdo con la misiva, varios de ellos fueron “arrojados” a la multitud para que los lincharan, recibieron numerosos golpes en sus partes íntimas, duermen entre heces y solo comen una vez al día, mientras que los colombianos fallecidos tras el asesinato, en realidad, fueron ejecutados por las autoridades.

“Al manifestar su intención de rendirse fue asesinado el señor Javier Mauricio Romero, con una granada de mano. También fue herido levemente el señor Duberney Capador Giraldo, con esquirla de granada alojada en su cadera. Posteriormente fue torturado y asesinado con tiros de gracia por miembros de la Policía Nacional de Haití”, agrega la carta.

El exoficial Miguel Garzón, por su parte, se disparó “accidentalmente al intentar saltar una pared para salvar su vida”, añaden en la misiva.

Deja un comentario