Dictan prisión preventiva a los cuatro acusados de mantener cautivo y asfixiar al contador

Gonzalo Javier Calleja

Gonzalo Javier Calleja

La Justicia entrerriana dispuso 45 días de prisión preventiva para los cuatro acusados de haber asesinado al contador Gonzalo Calleja, luego de mantenerlo cautivo y sometido durante más de 13 horas en un departamento de la ciudad entrerriana de Paraná, informaron fuentes judiciales.

La medida fue dispuesta por el juez de Garantías Ricardo Bonazzola durante una audiencia que se extendió hasta esta madrugada, en la que ordenó que los acusados Ezequiel David Morato, Alberto Enrique Osuna, Iván Elías Garay y Ramiro Gabriel Colman permanezcan alojados en la Unidad Penal 1 de la capital entrerriana hasta que se disponga de dispositivos electrónicos de control para que puedan cumplir el arresto en sus domicilios.

Si bien el juez consideró que que no existe peligro de fuga, sí dijo que “está comprobada la existencia del riesgo de entorpecimiento”.

“No alcanza la existencia de antecedentes penales” para advertir “peligro de fuga, pero sí observo y entiendo como comprobado la existencia de riesgo de entorpecimiento” de la investigación, expresó el magistrado.

Y añadió: “Hay testigos que pueden surgir y aportar elementos de importancia” y hay que “proteger a esos testigos para que en un eventual juicio oral y público puedan brindar (información de) lo sucedido despojados de intimidaciones y con la mayor libertad”.

La audiencia de garantías había sido suspendida el miércoles último, ya que uno de los acusados no tenía el alta tras haber contraído coronavirus, y este jueves se reanudó minutos antes de las 20, por lo que se extendió hasta esta madrugada, cerca de la 1, el Salón de Actos de los Tribunales de Paraná.

Si bien el fiscal Santiago Alfieri pidió 90 días de prisión preventiva, el juez la dispuso por 45 y dijo que ni bien haya dispositivos de monitoreo la podrán cumplir en sus respectivos domicilios.

Frente a ello, el defensor de Osuna, Andrés Amarilla, dijo que comprarán una tobillera para su asistido “ante la incertidumbre y caos total frente a no tener la certeza de cuándo se podría tener la tobillera oficial”, lo que fue rechazado por sus pares.

Calleja dejó de comunicarse con su familia en la tarde del pasado miércoles 14 de julio y, según determinó en el expediente el fiscal Alfieri, fue ese día, a las 16, los cuatro acusados “y otras personas no individualizadas, actuando en conjunto, lo sometieron” y lo “privaron de su libertad para sustraerle 15.000 dólares, su reloj inteligente, celular, billetera y mochila, hasta las 5:20 horas en el interior del departamento de Garay”.

Luego, agregó, le “dieron muerte por asfixia, y abandonaron el cuerpo en una zona de descampado”.

La acusación

Por tal motivo, los cuatro detenidos enfrentan una acusación por “homicidio agravado, en concurso real con privación ilegitima de la libertad agravado”.

El cuerpo fue hallado un día después debajo de un árbol en un campo de trigo en calles Báez y Montiel, a unos 8 kilómetros de donde estaba su auto Ford Fiesta, en cuya guantera se hallaron más de 9.500 dólares.

El fiscal dijo que aún falta incorporar a a causa declaraciones testimoniales y otras pruebas de la escena y de laboratorio.

Deja un comentario