MediosUNO

Información y Entretenimiento

Balearon a una nena de 4 años y a su padrastro en el barrio porteño de Bajo Flores

Poradmin

Ene 12, 2022
El hospital Gutirrez donde fue intervenida la menor herida de bala
El hospital Gutiérrez, donde fue intervenida la menor herida de bala.

Una niña de 4 años y su padrastro fueron heridos a balazos por dos personas que interceptaron el auto en el que se trasladaban por el barrio 1-11-14, del Bajo Flores porteño, con presuntos fines de robo, según dijo la madre y esposa de las víctimas, que quedó ilesa, informaron este miércoles fuentes policiales.

El hecho ocurrió anoche cuando una pareja y la hija de 4 años de la mujer circulaban en un automóvil Volskwagen Fox color blanco por la avenida Riestra y el Pasaje Mercosur, en la manzana 13 del mencionado barrio ubicado en la zona porteña de Bajo Flores.

Según relató la mujer, dos delincuentes armados interceptaron el Volkswagen Fox color gris en el que se trasladaban con intenciones de robo, momento en que su pareja, identificada por la policía José Luis Cuenta Beltrán, aceleró para escapar del lugar.

En ese momento uno de los asaltantes disparó hacia el rodado y baleó al hombre y a la nena, quienes quedaron malheridos. De inmediato, la mujer que quedó ilesa bajó a su hija en brazos y salió corriendo en busca de ayuda hacia el puesto de Gendarmería Nacional, cuyos efectivos trabajan en ese barrio realizando tareas de prevención.

A los gritos, según las fuentes, la mujer les dijo a los gendarmes que su hija había sido baleada al igual que su pareja, que se encontraba aún dentro del auto.

De inmediato se les dio también intervención agentes de la Comisaría Vecinal 7 A de la Policía de la Ciudad. En el centro asistencial se estableció que tanto el hombre como la niña estaban heridos de bala y la pequeña fue derivada al Hospital Gutiérrez, donde fue compensada y trasladada al quirófano. Los voceros detallaron que en la operación los médicos le retiraron proyectiles de la zona abdominal.

Tras ser intervenida quirúrgicamente, la menor de edad fue trasladada a la Unidad de Cuidados Intensivos de ese hospital, donde evoluciona favorablemente pero se mantiene la asistencia respiratoria mecánica y su estado es reservado, según añadieron fuentes sanitarias, quienes agregaron que además se le realizó un testeo rápido de Covid que arrojó resultado positivo. El hombre, por su parte, continúa internado en el Hospital Piñeiro, indicaron los voceros.

El hecho es investigado por el fiscal César Troncoso, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 55, quien procura determinar las circunstancias precisas de episodio e identificar a los agresores.

La madre y pareja de las víctimas le contó luego a los investigadores que el hecho se produjo cuando circulaban por la manzana 13 del barrio y dos hombre salieron armados y los amenazaron con fines de robo.

Según la mujer, primero quisieron robarle el teléfono celular y después también el automóvil, y por esa razón su pareja aceleró con intenciones de escapar.

Si bien la hipótesis del robo es la principal línea investigativa, los pesquisas judiciales y policiales no descartaron que el ataque pueda tener algún tipo de motivación relacionada al narcomenudeo en el barrio.

Es que, según un investigador, el ataque ocurrió en una de las zonas «calientes» donde actúa la banda narco que lideraba Jhonny Ray Arnao Quispe, alias «Pantro», quien fue detenido el año pasado y actualmente se encuentra a prisión a punto de ser sometido a juicio oral junto a otros 12 integrantes de la organización.

En la elevación a juicio firmada en diciembre último por el juez en lo Criminal y Correccional Federal 12, Ariel Lijo, tras una investigación del fiscal Diego Iglesias de la Procunar, la banda de «Pantro» controlaba -y aún controla con «segundas líneas»- los pasillos y el territorio en «El Sendero», en el sector «de los peruanos», específicamente en las manzanas que van de la 13 a la 24, y en los alrededores de la villa, como en los complejos de edificios lindantes, en «El Corralón» y en «La Quema».

Los investigadores intentan ahora encontrar testigos del hecho y quienes establecer si en las salidas del barrio existen cámaras que pudieran haber captado la fuga de los agresores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *