MediosUNO

Información y Entretenimiento

Con un protocolo más flexible, se agiliza el voto en todo el país

Poradmin

Nov 14, 2021
Foto Carlos Brigo
Foto: Carlos Brigo

La flexibilización del protocolo sanitario en relación al que se aplicó en las PASO, en virtud de la mejoría que exhibe la situación sanitaria de la Argentina, que ya cuenta con su población vacunada con dos dosis contra el coronavirus, agiliza la emisión del sufragio en los centros de votación, en el marco de los comicios legislativos que se desarrollan hoy en todo el país.

El avance de la campaña de vacunación que posibilitó que una mayor cantidad de la población esté inmunizada con las dos dosis, permitió flexibilizar los protocolos sanitarios para estas elecciones legislativas de medio término.

En ese contexto, el gobierno nacional y la Cámara Nacional Electoral, resolvieron que los ciudadanos realizarán filas dentro del establecimiento para votar, como antes de la pandemia, en lugar filas adentro y afuera, como se había dispuesto en las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias del 12 de septiembre pasado.

Los cambios

La Cámara Nacional Electoral (CNE) recordó los protocolos sanitarios que estarán vigentes durante la jornada de votación y destacó como la «gran novedad» que las filas se realizarán nuevamente dentro de los establecimientos, a diferencia de lo indicado durante las primarias.

«La gran novedad es la intención de que las filas se formen dentro de los locales, permitiendo una mayor fluidez en el acto de votar y evitando tiempos de espera innecesarios», dijo el subdirector de la Cámara Nacional Electoral, Gustavo Mason, en declaraciones formuladas a Radio Nacional.

No obstante, el secretario solicitó que se mantenga «la menor cantidad de gente en el establecimiento posible» por lo que, si bien señaló que «los niños no son un impedimento» para ingresar al cuarto oscuro, alentó a «concurrir los adultos solos» a las urnas.

Foto Carlos Brigo
Foto: Carlos Brigo

«Vamos a flexibilizar los procedimientos para que el proceso de votación sea más ágil», dijo en diálogo con Télam la directora Nacional Electoral, Diana Quiodo, para permitir que quienes vayan a votar formen una sola fila en el interior de los establecimientos, como se hacía habitualmente antes de la pandemia, en vez de hacer una cola en el exterior y esperar a que salieran quienes ya hubieran sufragado para recién poder ingresar.

De este modo, la funcionaria indicó que se aplicará lo dispuesto en la reciente acordada extraordinaria número 124 de la Cámara Nacional Electoral donde se estipulan modificaciones en los protocolos y la adopción de medidas para agilizar el sufragio en los centros de votación, y evitar los tiempos muertos u ociosos entre votante y votante.

Se apunta con estos cambios a evitar situaciones similares a las del 12 de septiembre, donde en algunos centros de votación hubo durante algunas horas aglomeración de personas, con largas filas sobre las veredas, lo cual generó malestar y reacciones de desaliento y deserción de los votantes debido a la lentitud del procedimiento.

«El tiempo promedio que el elector tarda en votar es de 2 a 3 minutos en una elección», pero en las PASO «fue de 7 a 8 minutos, según determinó la justicia electoral»

«Es probable que algunas personas al llegar a los establecimientos de votación y viendo las filas en el exterior se amedrentaran y también supusieran que había una larga espera, que en muchos casos fue efectivamente así, porque el tiempo promedio que cada elector permaneció votando fue también mayor», comentó Quiodo.

Señaló que «el tiempo promedio que el elector tarda en votar es de 2 a 3 minutos en una elección«, pero en las PASO «fue de 7 a 8 minutos, según determinó la justicia electoral».

De todos modos, se mantiene el uso de barbijo y la distancia social con otras personas como forma de evitar contagios.

En tanto, los adultos mayores y las personas de grupos de riesgo tienen prioridad para votar entre las 10.30 y las 12.30.

Foto Carlos Brigo
Foto: Carlos Brigo

Al igual que en las PASO, se recomienda higienizar las manos con alcohol en gel o solución sanitizante antes y después de ingresar al cuarto oscuro, llevar un bolígrafo propio para firmar el padrón, no salivar el sobre para cerrarlo y utilizar pegamento o solamente introducir la solapa dentro del sobre.

Asimismo, se mantiene la disposición establecida en las pasadas primarias, que fija que en el caso de que sea estrictamente necesario, se permitirá el ingreso con acompañantes a los lugares de votación.

En caso de que a las 18, hora de cierre de los comicios, haya votantes haciendo fila afuera del establecimiento, el delegado judicial, que se encarga de ordenar el ingreso de los votantes y constatar el correcto uso de tapabocas, entregará un número para certificar que a esa hora estaban presentes para votar y se les permitirá el ingreso a posteriori.

La elección

En estos comicios que se extenderán hasta las 18 se definirá una nueva conformación del Congreso nacional con la renovación de la mitad de la Cámara de Diputados, 127 bancas, y un tercio del Senado, donde se ponen en juego 24 escaños.

El voto en estas elecciones legislativas, al igual que fue en las PASO, es obligatorio y un derecho de los ciudadanos mayores de 18 y hasta 70 años, y es optativo para aquellos que superan esa edad y para los jóvenes de entre 16 y 17 años.

Como ocurrió en las PASO, están exceptuados de ir a votar quienes tengan síntomas compatibles con la Covid-19 o estén cumpliendo con el aislamiento preventivo.

Además, están exceptuados aquellos que el día de los comicios se encuentren a más de 500 kilómetros de distancia del lugar de votación, quiénes deberán justificar ante la autoridad policial más próxima que esa situación obedece a motivos razonables.

Foto Carlos Brigo
Foto: Carlos Brigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *